Comparte un momento de conexión y relajación con tu bebé.

Como mamás tenemos días buenos y malos, hay días en los que estamos super receptivas con nuestros hijos y hay días en los que por más que intentamos, estamos agotadas o la rutina del día nos lo ha impedido.

Lo que te propongo en estas lineas es establecer un vínculo especial y transmitirle seguridad.  Como plus adicional relajaras su cuerpo y dormirá como un angelito.

Primero, baña a tu bebé en su tina con agua calentita, agrega de 2 a 3 gotas de aceite esencial de Lavanda LIV NATURAL®. Para niños mas grandes que ya se bañan en regadera, vierte en el piso de la regadera justo cuando el agua ya esté a la temperatura correcta de 4 a 5 gotas de aceite esencial de Lavanda LIV NATURAL®

Al terminar el baño, daremos un masaje relajante con la crema corporal Baby Zen LIV NATURAL®, gracias al poder relajante del aceite esencial puro de Lavanda y al poder hidratante del aceite de almendras, cuida, humecta e hidrata la piel de tu bebé de manera natural, cuidando la barrera cutánea y dejando su piel más suave y sedosa. 

Coloca la crema en tus manos, frótala para que aumente su temperatura y coloca tus manos sobre la pancita de tu bebé o niño pequeño, dando un ligero masaje sobre su extremidades, manos, pies, espalda, pompis.

 

Deja un comentario