¿Los insecticidas para los mosquitos pueden ser tóxicos?

Los insecticidas y repelentes de insectos previenen sus picaduras y vienen en muchas formas, como aerosoles, atomizadores, líquidos, cremas y barras. Algunos están fabricados con productos químicos y otros contienen ingredientes naturales.

¿Sabías qué?

Según un estudio publicado en la revista BioMed Central Biology, los repelentes contienen un ingrediente que, a pesar de ser muy eficaz contra los mosquitos, es realmente tóxico para el sistema nervioso central pudiendo causar hasta reacciones alérgicas ya que al aplicarlo sobre la piel, es absorbido por ella, también puede resultar tóxico sobre todo para los niños y mascotas. Además, se ha descubierto que es también nocivo para el medio ambiente.

El problema reside en un ingrediente activo común a la mayoría de repelentes para insectos, el N,N-dietil-m-toluamida (DEET), según han comprobado los investigadores del Instituto de Investigación para el Desarrollo en Montpellier y la Universidad de Angers en Francia, el DEET es tóxico para el sistema nervioso central. También el farmacólogo Mohamed B. Abou-Donia descubrió que el uso frecuente y prolongado del DEET provocó muerte de células cerebrales y cambios de conducta en ratas.

Elige lo natural

Cuida y protege a tu familia con productos naturales. Los aceites esenciales se usan desde hace siglos. La citronela es el más conocido y utilizado sin embargo la lavanda, menta, romero, eucalipto y árbol de té también son repelentes naturales, algunos de ellos como la lavanda y el árbol de té son excelentes auxiliares para las picaduras.

Prefiere productos naturales y despídete de los mosquitos. Di adiós a los insecticidas y repelentes cargados de químicos nocivos para el medio ambiente, tu bienestar y el de tu familia. 

Deja un comentario